Restauración de mansarda Edificio Central de la Universidad de la República

El edificio de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, que dio inicio a sus obras en julio del año 1906 bajo el Rectorado del Dr. Eduardo Acevedo, fue construido basándose en el proyecto de Juan M. Aubriot y Silvio Geranio, arquitectos nacionales que buscaron imprimirle un carácter monumental siguiendo las premisas del Renacimiento clásico. Dicho estilo, correspondiente a los cuatro frentes y conservado en el interior del edificio, se afianza con grandes patios que rodean los claustros de arcadas dóricas y jónicas, una imponente escalera central y un vestíbulo por el que se accede al Paraninfo o salón de actos, ostentando un carácter serio y majestuoso acorde al peso moral conferido a la institución. La edificación culminada se inauguró en enero de 1911 y fue, con el correr del tiempo, trasladando algunas de las antiguas dependencias que desarrollaban sus funciones allí como ser la Biblioteca Nacional, las oficinas centrales de Rectorado y las Facultades de Ciencias Económicas y Administración y la de Ciencias Sociales.   Intervención: En el Edificio de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República BVS realizó la restauración de la cúpula de zinc ubicada en las calles Guayabos y Eduardo Acevedo. Se trata de una cubierta metálica conformada por escamas de zinc, fijadas a un entramado de tirantes y listones de madera. En el sector superior la cúpula cuenta con un plano inclinado conformado con bandejas de zinc rematado por una aguja. El estado previo a la restauración comprendía faltantes de escamas y piezas de remate; faltantes de piezas ornamentales; faltantes o deterioro absoluto de las bandejas y cubretirantes así como del canalón. En el sector superior el maderamen presentaba una avanzado estado de deterioro BVS realizó un trabajo que supuso: la sustitución o reposición de escamas faltantes o deterioradas por piezas idénticas formalmente, realizadas en acero galvanizado; la sustitución y reposición de piezas ornamentales (hojas de acanto, cordones, y aguja); por piezas idénticas a las originales; la sustitución o reposición de piezas de remate y terminación que presentaban un avanzado estado de deterioro (babetas; faldones; gargantas, etc.) y la sustitución de la totalidad de los canalones y del sector de plano inclinado por piezas idénticas a las originales. Un equipo de artesanos trabajó en los talleres de la empresa realizando la matricería y copia de las piezas a sustituir. Los sectores de maderamen deteriorados también fueron sustituidos. Como acabado final y protección se aplicó un esquema epoxi poliuretánico.