Restauración de grupo escultórico

En el año 2014 BVS restauró el grupo escultórico que corona la fachada de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República. Se trata de dos conjuntos de esculturas de espíritu neoclásico conformadas por dos madonas con su respectivos niños simbolizando la piedad. El grupo escultórico había sufrido la aplicación de una pintura de base acrílica que lo cubría en su mayor parte. En los sectores en donde la pintura había desaparecido por la acción del tiempo la superficie del pre-moldeado presentaba suciedad superficial y presencia de guano de aves. Fisuras y grietas surcaban la superficie permitiendo el ingreso libre de agua en el material y acelerando los procesos de corrosión de la armadura de hierro de las piezas. El deterioro de la armadura había generado numerosos desprendimientos y daños en la sujeción de los elementos. Por último encontramos áreas con faltantes importantes. Los criterios que guiaron la intervención fueron por un lado permitir la reversibilidad de la misma y por otro buscar la máxima efectividad generando la mínima intervención en el original. Comenzamos por la limpieza la superficie y el retiro de la totalidad de la capa de pintura acrílica que cubría las esculturas. Para este proceso utilizamos un sistema de nebulizadores en el caso de las suciedades y de aplicación de solventes específicos para el retiro de la pintura. Luego de alcanzada la limpieza de la superficie se comenzó con el proceso de consolidación de las partes sueltas o en riesgo de desprendimiento. Se retiraron de forma metódica y registrada todos los componentes del grupo escultórico que se encontraban sueltos o con graves problemas de sujeción. Esto permitió también acceder a la armadura corroída que estaba provocando estas lesiones. Se aplicó un revestimiento anticorrosivo en las armaduras expuestas y las que habían perdido su condición de servicio fueron sustituidas por anclajes de acero inoxidable. Luego de ello se volvieron a fijar las partes sueltas de las esculturas con un estricto criterio de conservación. En el caso de los reintegros de faltantes el criterio seguido consistió en reintegrar los sectores en donde la pérdida no fuera mayor a un tercio de la pieza. Para fabricar el material de reintegro se hicieron cateos y pruebas que permitieron generar un material compatible con el original, tanto en su comportamiento físico como estético. El deterioro ocasionado  por malas intervenciones y falta de mantenimiento derivó en la pérdida de sectores importantes de las esculturas llegando al cien por ciento en algunos casos. Lamentablemente la información resultante de la investigación histórica no fue suficiente para realizar un reintegro sin caer en un falso histórico por lo cual se decidió no intervenir en estos casos, sólo se intervino para consolidar desde el punto de vista estructural.