Castillo Piria - Restauración de Torre Mirador

El castillo de Piria, enclavado en plena Ruta 37 y próximo a los accesos a la ciudad de Pan de Azúcar, se comenzó a construir en el año 1894, de acuerdo a un diseño perteneciente al ingeniero Aquiles Monzani inspirado en las villas toscanas del siglo XIX. Desde el año 1897 y hasta su muerte fue la residencia de Francisco Piria, pujante empresario uruguayo que dio vida al balneario Piriápolis. La arquitectura de este magnífico edificio reúne una mezcla de estilo renacentista y medieval, imitando a un castillo almenado, de paredes de ladrillos y flanqueado en sus esquinas por torreones circulares semi-desprendidos del edificio. Estructurado en dos plantas, posee también un sótano (donde se dice que Piria habría instalado un laboratorio alquimista) y un tercer piso o mirador. Éste está coronado por una cornisa mensulada construida íntegramente en ladrillo visto.   BVS restauró la última planta del edificio que corresponde al Mirador ubicado en el centro de la construcción. Los muros envolventes de la torre están construidos en mampostería de ladrillo revestidos con revoque fino pintado imitando sillares. En los cuatro ángulos encontramos torreones de ladrillo visto. Las acciones de consolidación y restauración, alcanzaron las fachadas de la torre Mirador y su azotea. La intervención:   Se restauraron las fachadas recomponiendo los morteros deteriorados imitando los revoques originales; se reintegraron los pre moldeados faltantes; y se consolidaron estructuralmente las cuatro torretas de las esquinas, llegando en una de ellas a su desarme metódico y posterior reconstrucción. Las juntas de los ladrillos de las cornisas y ojivas fueron recuperadas, así como también la forma original de las almenas de coronación. La carpintería de puertas y ventanas se restauró de forma integral.